martes, 16 de diciembre de 2014

las cosas no son lo que parecen




Las cosas no son lo que parecen
ni la felicidad está donde se imagina.

Iba por la calle creyendo que era cierto
lo que creía cierto,
y muchas veces no es así

y muchas veces se paga caro
seguir una senda que parecía luminosa.

Pero qué le vamos a hacer,
el hilo de la vida prosigue

y no se resiste a la tentación de probar
del fruto prohibido.

Átropos decidirá cuando cortarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario