domingo, 14 de junio de 2015

imaginar




















El recuerdo del recuerdo
brilla tan dentro de mí
que ya no sé lo que añoro:
¿si el tiempo que ya es leyenda
o las ganas de vivir?

Amanece un nuevo día.
El sol brilla y da calor.

No siento lo que sentía,
y ahora el espejo delata
como es que el viento que pasa
graba en el cuerpo y la faz
la marca de su legado.
  
Así que pensando pienso,
que aun andando así marcado
bien puedo mirar al cielo
y ver cómo muere el sol.

Ese sol de cada día 
que de rojo va tiñendo
las nubes con su fulgor...

Y ver cómo a fin se pierde
entre el perfil de la sierra.
E imaginar que mañana
su luz será como otrora
cuando sólo había el ahora
y nada que recordar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.