viernes, 2 de octubre de 2015

nada muere





Oigo que el pasado
es materia muerta

pero los recuerdos
llaman a mi puerta:

cual si versos fueran,
mientras corre el viento

del fugaz encanto
y del sentimiento;

mientras suenan notas
de un himno inmortal,

cuando la añoranza
ya no es puñal...,

y los tiempos todos
son la misma esencia

de eterno misterio,
de muda elocuencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.