viernes, 15 de enero de 2016

Sol de otoño





Observando las hojas caídas
por el sino que Otoño marcó,
imagino las ansias vencidas
cual la llama que el viento apagó.

Cuando el sol desvanece su aliento
y agoniza con tibio fulgor,
se me nublan los ojos y siento
del regazo materno el calor.

Apagado el ardor del estío,
cuando anuncia el invierno su faz,
el susurro de un viento sombrío
desbarata mi sueño fugaz.

Apagada cualquier esperanza
y vencida cualquier ilusión,
muere el sol en un mar de añoranza
cual si fuese una flor de pasión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.