domingo, 7 de mayo de 2017

Miedo



Miedo de no ser
miedo de perder
miedo de estar solo
sin poder compartir
ni los sufrimientos
ni las alegrías.

Miedo por no tener
con qué sobrevivir
ni dónde dormir
ni a quién recurrir.

Miedo del desahucio
de no poder amar
de no poder vivir
de no poder reír
de no poder llorar.

¿Por qué no vuelve
el viento de la juventud,
ese huracán que barre
con su brutal inconsciencia
a ese miedo cobarde
y a su infame miseria?

No hay comentarios:

Publicar un comentario