jueves, 2 de enero de 2014

tu nombre




La sal del destierro
viaja en las lágrimas
que surcan el rostro
vencido.

Los cielos, las calles,
los árboles y las nubes;
y el sol del ocaso esperan
tu nombre.
El nombre perdido
entre piedras grises de añoranza.
Tu nombre que flota
en un espacio
sin dimensión tangible.
Aquél que entre las luces
del atardecer
fustiga el alma
que vaga desnuda de esperanza.



Juan Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.