sábado, 1 de noviembre de 2014

mar descnocido


El mar es inmenso,
las aguas vienen en olas,
besando arenas,
vibrando bajo las nubes.

Como un sueño sin
dueño ni destino,
su rumor
evoca lo perdido.

Seguro que dentro,
en lo más profundo,
guarda instante preciados:
otras horas y minutos
y segundos...

...que aún no batieron
en el corazón;

que miran la tierna faz
del amor encarnado
en una madre.

Seguro que existen momentos,
bajo el mar,
que vibran en la calidez
del hogar familiar,
que arrebatan como
la pasión de un amor desesperado.

La voz
del alma canta
en alguna sima desconocida,
junto a su fragancia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario