martes, 23 de diciembre de 2014

el río y la mujer



el río de la vida
me lleva como una canción

quiera o no quiera me arrastra
suave o bruscamente

y es vital encontrarse
en el recodo de la orilla
con el seno fecundo de la mujer

ser complementario
con el que se desborda la pasión
y se sumerge la carne

ser complementario
con el que se comunica
el alma

el fuego sublime del Amor bendice
el encuentro con la locura
del desprendimiento

mientras el río prosigue su marcha
imperturbable


No hay comentarios:

Publicar un comentario