jueves, 29 de enero de 2015

recuerdo de amor en los ojos





Pensando en mi amada no dormía.
Escuchando una canción
y leyendo una poesía,
abandonaba mi envoltura corporal.

Y vagando por un mundo inmaterial, 
descubría que las flores del amor
brotan también en el éter misterioso
de una galaxia ignota.

Escribí un poema 
para confesarle mi amor a mi amada:
para que tuviese noticia
de cuánto por ella padecía
mi pobre corazón.

Un claro día, 
aguardando su llegada,
la encontré de espaldas a mí.

Posé en sus hombros mis manos 
y al instante se giró.

Al encontrase por sorpresa nuestros ojos 
la danza cósmica del Universo
encontró su sintonía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.