viernes, 16 de octubre de 2015

La memoria





Extraña y selectiva,
la memoria,
y mágica.
Tiene vida propia
y juega conmigo,
me muestra y me oculta lo que quiere...

Tendría 15 años
y una profesora del instituto
nos llevó de excursión
en autobús
a toda la clase. 

No recuerdo en absoluto
a dónde fuimos
ni qué vimos o dejamos de ver,
pero evoco complacido
que en el viaje de vuelta,
ya por la noche,
mi imaginación imaginó
excitantes encuentros eróticos
con la profesora.

No era ella una belleza al uso
pero tenía una personalidad atrayente,
al menos para mí.

Oí decir un día que el órgano sexual por excelencia
es la imaginación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.