jueves, 8 de octubre de 2015

Soy barquero




Soy barquero y voy remando
en dirección a la orilla,
en la barca voy llorando
bajo la luna que brilla.

Por el agua turbulenta

se perdió mi flor más bella,
la que cegó la tormenta
como al brillo de una estrella.

Son las lágrimas consuelo

para quien perdió en la vida
la rosa de su alto anhelo
que soñara florecida.

Se la llevó la corriente,

fue en una noche de estío,
fue el destino y su torrente,
me robaron lo que ansío.

Hoy las ansias están muertas,
canta el viento su final,
sólo llegan a ser ciertas
en un sueño marginal.   



No hay comentarios:

Publicar un comentario