miércoles, 18 de noviembre de 2015

Mundo cruel


 
 
 
 
 
Toda el alma desgarrada,

tanto y tan profundo horror,

la vida seca y la flor

de la esperanza truncada.



Tanta muerte provocada

por las ansias de poder,

por la sed de poseer,

por la fiebre alucinada.



Nada tienen que temer

los de las grandes fortunas.

Muerte, tormento y hambrunas

muchos han de padecer.



Son las leyes de este mundo

que unos pocos han dictado,

pues vivir de lo expoliado

es su sino nauseabundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.