miércoles, 18 de noviembre de 2015

Póntelo, pónselo





Ya que Cupido sin cesar dispara

de amor sus flechas sin saber a quién,

y a los que hirió tanto embriaga

sin reparar si hizo mal o bien...



Ya que tal flecha la pasión inflama

con una poderosa exaltación,

no hemos de tomar por cosa vana

llevar a todas partes un condón.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.