sábado, 28 de noviembre de 2015

Versos de añoranza


  
 
 
Quién desde un lugar ignoto

me embriagó con tal licor,

haciéndome así devoto

de la secta del dolor.



¿Fue la música de otrora

junto con versos de amor,

que al evocarlos ahora,

evoco su resplandor...?



¿Fueron los días felices

de la inocente niñez,

con sus sutiles matices

y su grata ingravidez…?



Tal vez fue el río de la vida,

que fluyera inmaculado,

dejando abierta la herida

de lo que el viento ha robado...
 
 
 
…………………………………

…………………………………


Son los versos que tú escribes,

que salen del corazón;

esos desgarros que exhibes,

que son muerte y salvación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario