jueves, 4 de febrero de 2016

Alma, vida y sentimiento





¿No sé que pretensión tiene mi alma
para que así porfíe en deslumbrarme
con un mundo que mora en otro mundo,
con un sueño fugaz e inalcanzable?

¿No sé qué empeño tiene en trastornarme
con tan ferviente anhelo,
sin causa ni razón,
sabiendo ella tan bien que yo no puedo
ingrávido elevarme
ni alcanzar con mis manos ningún cielo?

Mas ella nunca duda en inquietarme,
mostrándome un jardín inmaculado,
que asoma en lontananza,
en un lugar distante,
ajeno a la razón,
pero que al sentimiento haciendo esclavo,
mi vida parte en dos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.