martes, 23 de febrero de 2016

Llora la Luna




Esta vida que interpreta
la calma y la tempestad,
de dolores tan repleta
tan llena de vanidad,

como el Sol ha de morir,
el mismo sol que fecunda,
tantas ansias de vivir,
tanta esperanza profunda.

Nacen y mueren los días…
¿Dónde está la Eternidad?
¡Naufragan las alegrías
sin consuelo ni piedad!

Sus blancas lagrimas vierte
en sueño de luz, La luna,
pues su fin será la muerte,
su inevitable fortuna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario