viernes, 18 de marzo de 2016

Dios, sácame del alma estos tormentos



Dios, sácame del alma estos tormentos,
Tortura de estar viendo cuán lejanos
Quedaron tan perdidos los momentos,
Aquellos que brotaron de tus manos;

Aquellos que entre asombro recibía,
Los mismos que de sueño se forjaban,
Que fueron tan de gozo y alegría,
Aquellos que otros mundos me mostraban.

La flor se marchitó mas su ceniza,
Que impregna el aire azul de irrealidad,
Entre pliegues del alma se desliza.

Besando van los bosques primordiales,
Y hechizan con total impunidad,
Fragancias que se juzgan inmortales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.