sábado, 30 de abril de 2016

Viento




Siento una angustia profunda
que corre por mi interior,
por no encontrar las palabras
con que expresar mi dolor.

Esas sencillas palabras
que pudieran reflejar
una ausencia milenaria,
tan profunda como el mar.

Esas palabras sencillas
con las que poder cantar
cuánto se estremece el alma
cuando no puede volar,

cuando siente que su esencia
sigue caminos inciertos,
y transcurren sus jornadas
evocando esos momentos

en que el viento de la dicha
soplaba con osadía,
y cuando no imaginara
de aquel viento, su valía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.