domingo, 4 de septiembre de 2016

Dualidad






DUALIDAD


Por el vago firmamento
de las horas y los días
las pasadas alegrías
arrastradas por el viento
generan mi sufrimiento;
pues al estar tal lejanas
del todo resultan vanas
las ansias de recobrar
aquel goce singular
de tan alegres mañanas.

Pero a veces, sin querer,
un grato viento me trae
la dicha que me sustrae
del tedio que por doquier
no hace más que florecer
como una rosa maldita;
pues ese viento me quita
esta condena que arrastro
al desvelarme ese astro
que en mi corazón palpita.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.