viernes, 25 de noviembre de 2016

Viento nocturno






Este viento nocturno
me acaricia el cuerpo y el alma.
Bate mi rostro su perfume
de agua, de hojas, de hierba.
Bate mi alma con renovada saudade.
Este viento es de paz y de esperanza,
es frescor en la noche de estío,
es la dicha que vislumbra en lontananza
el puerto ha tanto tiempo dejado
y entre lágrimas ansiado.
Este viento es principio y fin de un periplo

entre la luz y la cerrazón. 
Este viento aviva el alma con el fuego del regreso
y el sueño de tu presencia, 
a pesar de dolor,
del terrible dolor de la ausencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.